www.medicinapreventiva.com.ve  

Este 31 de mayo, no le pares a la gente!. ¡Sigue fumando!

Apesar de todos los conocimientos y las medidas tomadas hasta ahora, aproximadamente 48 millones de personas adultas, (25 millones de hombres y 23 mujeres) solamente en los Estados Unidos, fuman cigarrillos. La mitad de todos los que continúen fumando morirán de alguna enfermedad relacionada con dicho hábito. En Venezuela cada día mueren 2 mujeres y 4 hombres por cáncer pulmonar. Así que, ¡no le pare!. ¡De todos modos tenemos que morirnos y un cáncer es una muy buena y dolorosa opción!, ¿no le parece?. La otra opción (que no podemos escoger, sino que nos la da el hampa) es morir "intoxicados" agudamente por plomo!

Inicio

Servicios

Chequeo Preventivo

Preoperatoria Express!

Evaluación Preoperatoria

Preguntas frecuentes

Directorio

Enlaces

Contáctenos

El hábito tabáquico es la principal causa prevenible de muerte y de discapacidad tanto en los Estados Unidos de América, como en muchos otros países en el mundo.

En las primeras décadas del Siglo XX, el cáncer pulmonar era raro, sin embargo, en la medida que el fumar cigarrillos se hizo más popular, inicialmente entre los hombres y luego entre las mujeres, la incidencia del cáncer pulmonar se incrementó sensiblemente.

En 1930, la tasa de mortalidad por cáncer pulmonar en hombres en los Estados Unidos fue de 4,9 por 100.000 habitantes, mientras que para 1.990 se situó en 75,6 por 100.000 habitantes.

Otras enfermedades y condiciones que se sabe son causadas por el hábito tabáquico incluyen, entre las más conocidas, la cardiopatía isquémica (enfermedad cardíaca causada por obstrucción del riego sanguíneo del corazón, cuyo representante más temido es el infarto), la enfermedad vascular periférica ateroesclerótica, el cáncer de laringe, así como el retardo del crecimiento intrauterino y bajo peso al nacer de niños hijos de madres fumadoras.

Durante la última parte del siglo XX fueron bien documentados los efectos adversos para la salud de la exposición al humo del tabaco ambiental, entre los que destacan, nuevamente el cáncer pulmonar, así como otras enfermedades como el asma bronquial y las infecciones respiratorias.

No le pares, sigue fumando; mientras yo espero que termine mi quimioterapia!

Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

Publicidad

 

Publicidad

 

 

Grandes estudios epidemiológicos entre 1.940 y 1.950 relacionaron el hábito tabáquico y el cáncer pulmonar. En 1964 con base en cerca de 7000 artículos que relacionaban el fumar con diversas enfermedades, la Asociación de Cirujanos de los Estados Unidos estableció que el fumar cigarrillos es una causa de cáncer pulmonar y laríngeo en hombres, una probable causa de cáncer pulmonar en mujeres y la más importante causa de bronquitis crónica en ambos sexos.

Un nuevo reporte en el año 1.982 estableció que "el fumar cigarrillos es la mayor causa individual de mortalidad por cáncer en los Estados Unidos", lo que sigue siendo vigente en la actualidad. Ya que el hábito tabáquico es un comportamiento adquirido, es la más prevenible causa de muerte prematura en esa y otras naciones del mundo.

Además, el fumar es una causa importante de cardiopatía, bronquitis, enfisema y accidentes cerebro-vasculares y contribuye a aumentar la severidad de las enfermedades respiratorias y neumonías.

En las mujeres, ha mostrado un efecto en la salud reproductiva y se ha asociado con un incremento del riesgo de aborto, parto prematuro, muerte neonatal e infantil, así como una causa de bajo peso al nacer en hijos de madres fumadoras. Además, el humo del cigarrillo tiene un efecto perjudicial en todos aquellos que lo respiran.

A pesar de todos los conocimientos y las medidas tomadas hasta ahora, aproximadamente 48 millones de personas adultas, (25 millones de hombres y 23 mujeres) solamente en los Estados Unidos, fuman cigarrillos. La mitad de todos los que continúen fumando morirán de alguna enfermedad relacionada con el hábito.

De hecho, el tabaco mata más norteamericanos anualmente que el alcohol, accidentes de tránsito, SIDA, homicidios y drogas ilegales y es responsable por aproximadamente 430.000 muertes cada año en dicha nación, de acuerdo al Segundo Estudio de Prevención de   la Sociedad Norteamericana de Cáncer, realizado entre 1.990 y 1.994. Si la tendencia continúa, aproximadamente 5 millones de niños y jóvenes morirán prematuramente en la medida en que inicien el consumo de cigarrillo más temprano.

En Venezuela *, según el Anuario de Mortalidad del Ministerio de Salud: 1.331 hombres y 761 mujeres fallecieron en 1999 debido a carcinoma de bronquios y pulmón. Es decir, cada día en Venezuela mueren 2 mujeres y 4 hombres por cáncer pulmonar, lo que convierte a esta enfermedad en la segunda causa (la primera siguen siendo los infartos) por la que fallecen los varones de nuestro país. De acuerdo con el Dr. Fernando Guzmán, presidente de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, esos decesos están estrechamente vinculados con el hábito tabáquico.

“El cigarrillo también es responsable de otros carcinomas, como el de boca, faringe, laringe y vejiga”, según el Dr. Guzmán. “Pero igualmente está relacionado con otros problemas de salud, como las enfermedades cardiovasculares y la impotencia en los hombres”.

La Organización Mundial de la Salud estima que el tabaco fue la causa de la muerte de aproximadamente 3 millones de personas en 1.990 en todo el mundo, cifra que aumentó a unas 4,02 millones en 1.998 (11.000 cada día) . Según las tendencias, se espera que para el año 2.020 aumente hasta unos 8,4 millones de personas y hasta 10 millones de muertes para el año 2.030, de las cuales más 70% estarán en los países subdesarrollados.

De acuerdo a la OMS, las estimaciones globales indican que aproximadamente un 12% de las mujeres en todo el planeta fuman, comparado con 48% de los hombres que son fumadores. Según la misma organización, las mujeres, especialmente aquellas en edad reproductiva son particularmente vulnerables.

Paralelamente, el costo económico anual en gastos médicos es de, por lo menos, 50 BILLONES de dólares, más 50 billones adicionales en costos indirectos, solamente en los Estados Unidos.

El humo del cigarrillo es nocivoLos impactos del tabaco en la salud se encuentran entre los más frecuentemente descritos en la literatura médica, aunque gran parte de la misma se ha enfocado en el incremento del riesgo de cáncer y cardiopatía. Recientes investigaciones han revelado un sinnúmero de otros efectos perjudiciales, entre los que merece destacar los concernientes a la salud de las mujeres y los niños.  Para estos últimos, gran parte del daño que se les produce deriva a causa de que los adultos fumen en el ambiente donde viven, estudian y juegan los niños y ellos respiren aire contaminado por humo de tabaco ambiental.

En la mayor parte del mundo, los efectos perjudiciales del hábito tabáquico a la salud provienen del fumar  cigarrillos, sin embargo, se pueden ver los mismos efectos, incluso cuando se usan cigarrillos sin humo o tabacos. Aunque la evidencia epidemiológica proviene de estudios en gente fumadora, es el fumar el tabaco y no cómo, ni que tipo se fuma lo que causa el daño.

Particularmente para aquellos que piensan que fumar tabacos tiene menos riesgo, vale la pena revisar las conclusiones de la Conferencia de la Sociedad Norteamericana de Cáncer en 1998, publicadas en  la revista (JAMA 2000;Vol. 284 No. 6, 735-740), alcanzadas por consenso, acerca de los principales riesgos para la salud secundarios al cigarrillo:

  • El número de personas fumadoras está en aumento, tanto en adultos como en adolescentes.

  • El fumar tabacos en lugar de cigarrillos no reduce el riesgo de la adicción a la nicotina.

  • En la medida que aumenta el número de tabacos fumados, así como la cantidad de humo inhalada, el riesgo de muerte relacionado con ello se aproxima al del fumar cigarrillos.

  • El humo del tabaco contiene mayores concentraciones de compuestos tóxicos y carcinogénicos que el del cigarrillo y a la vez, es una fuente mayor de polución por partículas finas y monóxido de carbono en el aire.

  • El fumar tabacos es una causa conocida de cánceres de pulmón, así como de vías aéreas superiores.

En un estudio de cohortes realizado durante 25 años de seguimiento en 12.763 hombres entre 40 y 59 años de edad, residentes en siete países de Europa, Estados Unidos y Japón (Arch Intern Med. 1999;159:733-740). Se calcularon las razones de riesgo pareadas para fumadores contra no fumadores por el método de Cox, ajustándose de acuerdo a diversos factores como el país de residencia, edad, índice de masa corporal, colesterol, presión sistólica y enfermedad cardiovascular pre-existente.

Se encontró que la razón de riesgo de mortalidad, ajustadas por todas las causas, en fumadores de menos de 10 cigarrillos diarios, comparadas con no fumadores fue de 1,3 veces mayor (95% intervalo de confianza entre 1.2-1.4) y de 1,8 veces mayor (95% intervalo de confianza entre 1.7-1.9) para fumadores de 10 ó más cigarrillos por día.

Las razones de riesgo de muerte elevadas en fumadores, fueron a causa de cardiopatía isquémica, accidentes cerebro-vasculares, otras enfermedades arteriales, cáncer de pulmón, otros cánceres, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y otras enfermedades, comparadas con los no fumadores.

Estos hallazgos confirman la asociación del fumar cigarrillos con un elevado riesgo de mortalidad por todas las causas, varias enfermedades cardiovasculares, cáncer y enfermedad pulmonar obstructiva crónica. El riesgo asociado al hábito tabáquico es independiente de la cultura.

 

Cáncer.

El fumar cigarrillos es la mayor causa de cánceres de pulmón, laringe, cavidad oral, faringe y esófago y es una causa contributoria en el desarrollo de los cánceres de vejiga, páncreas, cuello uterino y endometrio, riñón, estómago y algunas leucemias.

Se cree que alrededor del 87 % de las muertes por cáncer de pulmón son causadas por el hábito tabáquico. El mismo es uno de los más difíciles cánceres para tratar y además, es muy difícil para detectarlo a tiempo para ser tratado con éxito. 

El uso del tabaco también ha sido relacionado a cánceres de cabeza y cuello, particularmente en aquellos sitios por los que el humo debe pasar. Con respecto a cánceres de la cavidad oral, los hombres fumadores tienen una tasa 27 veces más alta de desarrollarlos que los no fumadores. En el caso del cáncer de laringe, el riesgo es sólo 12 veces mayor entre los fumadores.

Los cigarrillos, tabacos, cigarrillos sin humo y picadura para pipas están constituidos por hojas secas de tabaco, además de otros ingredientes para darles sabor y otras propiedades. Más de 4.000 compuestos individuales han sido identificados en el tabaco así como en su humo, de los cuales 43 se han demostrado ser carcinógenos (causan cáncer).

Además, en los cigarrillos debe tomarse en cuenta otros aditivos como el papel, el pegamento que permite mantenerlo con su forma característica y la tinta con la que se le imprime la marca, los cuales al quemarse generan otras sustancias que pasan a formar parte del humo que se inhala.

HÁBITO TABÁQUICO Y MORTALIDAD POR CÁNCER

Tipo de cáncer

Sexo

Riesgo relativo entre fumadores

Mortalidad   atribuible al hábito tabáquico (%)

Pulmón M 22.4 90
  F 11.9 79
Laringe M 10.5 81
  F 17.8 87
Cavidad oral M 27.5 92
  F 5.6 61
Esófago M 7.6 78
  F 10.3 75
Páncreas M 2.1 29
  F 2.3 34
Vejiga M 2.9 47
  F 2.6 37
Riñón M 3.0 48
  F 1.4 12
Estómago M 1.5 17
  F 1.5 25
Leucemia M 2.0 20
  F 2.0 20
Cuello uterino F 2.1 31

Fuente: Newcomb PA, Carbone PP, The health consequences of smoking: cancer. In: Fiore MC, Ed. Cigarette Smoking: A Clinical Guide to Assessment and Treatment. Philadelphia, PA: WB Saunders Co; 1992: 305-331, Medical Clinics of North America.

(Riesgo relativo se define como una medida de la fuerza de la relación entre un factor de riesgo y un cáncer o una enfermedad particular: Compara el riesgo de desarrollar el problema en personas con una cierta característica o exposición a un factor, con aquellas que no la tienen.)

Cardiopatía isquémica.

La relación entre el hábito tabáquico y la cardiopatía isquémica ha sido extensamente descrita en poblaciones de todo el mundo. En el mismo estudio de cohortes de 25 años de seguimiento en siete países de Europa, Estados Unidos y Japón, se reportó un incremento dosis-dependiente en el riesgo de muerte. Después de 25 años, 57,7% de las personas que fumaban 30 cigarrillos por día murieron, comparado con sólo 36,3% de los no fumadores.

Trabajos recientes resaltan la importancia del fumar como una causa de infarto miocárdico, tanto en hombres como en mujeres.

Un infarto ocurre por la obstrucción al flujo sanguíneo en una de las arterias coronarias o en una de sus ramas, típicamente a causa de placas ateroescleróticas que crecen en su interior y que pueden ser bloqueadas por un coágulo o un material proveniente de la ruptura de otras placas.

En un esfuerzo por reestablecer el flujo de sangre de las arterias obstruidas, se les ofrece y practica a los pacientes afectados procedimientos como angioplastia y hasta cirugía de "bypass". Resultados de estudios recientes indican que luego de un promedio de 4,5 años de seguimiento, en las personas que continúan fumando, posterior a estas intervenciones, tienen 76% más riesgo de morir que los no fumadores y 44% más que los que abandonaron el hábito.

Mayor evidencia se tiene de un estudio alemán de 15 años de seguimiento de pacientes posterior a cirugía de "bypass": Las personas que continuaron fumando un año después de su intervención, tuvieron un riesgo de infarto subsecuente más del doble de los que dejaron de fumar.

Sólo un 29 y 40% de los fumadores creen que ellos tienen un riesgo mayor de infarto miocárdico y cáncer respectivamente que el promedio de la gente no fumadora, mientras que sólo 39 y 49 % de grandes fumadores respectivamente, reconocen esos riesgos.

Aún más, entre fumadores con hipertensión arterial, angina o historia familiar de infarto miocárdico, 48%, 49% y 39% respectivamente, aceptan que tienen un riesgo de infarto mayor que el promedio de la gente no fumadora.

En estudios de análisis multivariable, personas mayores, de un menor nivel educativo y fumadores de hasta una caja de cigarrillos diaria, fueron menos propensos a aceptar que tienen un riesgo mayor de infarto o cáncer, que en el caso de jóvenes, grandes fumadores, con un nivel educativo mayor.

En conclusión, la mayoría de los fumadores no se ven a ellos mismos con un riesgo incrementado de cardiopatía o cáncer.

 

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) contempla dos grupos de enfermedades pulmonares: La bronquitis crónica y el Enfisema pulmonar, este último caracterizado por destrucción de la arquitectura pulmonar, con aumento de los espacios aéreos y pérdida de la superficie de intercambio alveolar de gases.

Vista superficial del pulmón de un fumadorA pesar de que la prevalencia de EPOC se incrementa con la edad, hay una dramática sinergia con el fumar, de tal manera que los fumadores tienen una mayor tasa de EPOC, así como de pérdida de la función pulmonar en la medida que aumenta su "dosis" de humo.

El dejar de fumar, con respecto a EPOC, a diferencia de la cardiopatía, no produce una reversión sustancial de los efectos establecidos en el pulmón. Quizás por ello la EPOC es una causa en aumento de mortalidad a nivel mundial.

De la misma manera que con los otros efectos adversos del tabaco, el fumar cigarrillos o tabacos incrementa el riesgo de EPOC. Así, se reporta un riesgo 45% veces más alto de EPOC entre fumadores comparado con no fumadores.

El riesgo de desarrollar cáncer pulmonar y otros cánceres relacionados con el fumar, está asociado al tiempo de exposición total al humo del cigarrillo a lo largo de la vida, medido por el número de cigarrillos fumados diariamente, la edad a la que se comenzó a fumar y el número de años que la persona ha fumado.

El riesgo aumenta de manera progresiva con el número de cigarrillos fumados diariamente. En aquellos que fuman 40 ó más cigarrillos diarios (2 ó más cajas), el riesgo de cáncer es 20 veces mayor que el de los no fumadores.

Dicho riesgo puede ser reducido dejando de fumar. De hecho es menor en personas que han dejado de fumar que en aquellos que continúan fumando el mismo número de cigarrillos por día. Además, el mismo disminuye en la medida que aumenta el número de años desde que se abandonó el cigarrillo.

Así que después de haber leído todo esto, ¡no le pare!. ¡De todos modos tenemos que morirnos de algo y si no nos matan los hampones, esta es una rápida y dolorosa opción!

¡El problema es que, a veces, no nos morimos!

No fumar es la consigna!

 

Referencias:

  • Tobacco Use: United States, 1900-1999. Morbidity and Mortality Weekly Report: 1999; 48:986-993.http://jama.ama-assn.org/issues/v282n23/ffull/jwr1215-1.html

  • Davies, V., 4 venezolanos mueren diariamente por excesos en el hábito de fumar. Información de prensa: El Nacional: http://www.el-nacional.com/l&f/ediciones/2002/05/19/f-en.asp?pv=pC3.htm&st=pC3s2.htm

  • Health Impact of Tobacco. http://tobacco.who.int/en/health/index.html

  • Frank Bake, F. et al. Health Risks Associated With Cigar Smoking. JAMA. 2000;284:735-740

  • Ayanian, J. et al. Perceived Risks of Heart Disease and Cancer Among Cigarette Smokers. JAMA. 1999;281:1019-1021

  • Jacobs, D. et al. Cigarette Smoking and Mortality Risk. Twenty-five–Year Follow-up of the Seven Countries Study. for the Seven Countries Study Group. Arch Intern Med. 1999;159:733-740

  • Cigarette Smoking and Cancer. http://www.cancer.org/tobacco/cigarette_smoking.html

  • Smoking and Cancer Mortality. http://www.cancer.org/tobacco/mortality.html

  • WHO URGES COUNTRIES TO PREVENT A TOBACCO EPIDEMIC AMONG WOMEN AND GIRLS. Press Release WHO/27.  30 May 2001. http://www.who.int/inf-pr-2001/en/pr2001-27.html

  • Imagen de Joe Chemo: Asociación Norteamericana del Pulmón. http://www.lungusa.org/smokefreeclass/gallery/joe3.jpg

 

 

 

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier

Medicina Interna
 
Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.
Caracas. Venezuela.
: @rigotordoc
 

Última actualización: abril 11, 2015

Inicio  Servicios  Temas de salud  Preguntas frecuentes  Directorio  Enlaces  Contáctenos

Primeros Auxilios   Significado de los exámenes de laboratorio clínico

Búsqueda avanzada

Formatos para control de parámetros clínicos

Términos legales y condiciones para el uso de los recursos en línea


Publicidad

© Derechos reservados.

medicinapreventiva.com.ve