www.medicinapreventiva.com.ve  

 

El Hígado graso no parece ser tan malo

S

egún un nuevo estudio de investigación prospectivo publicado en línea el 18 de noviembre de 2011 en la revista British Medical Journal, el hígado graso no alcohólico no está asociado con un mayor riesgo de muerte por cualquier causa, enfermedad cardiovascular, cáncer o enfermedades del hígado.

El hígado graso no alcohólico es la principal causa de enfermedad hepática crónica en los Estados Unidos y otros países occidentales, con una prevalencia de hasta el 30% de la población general y es la principal causa de enfermedad hepática crónica. Incluye una serie de condiciones que incluyen la esteatosis, esteatohepatitis no alcohólica, la fibrosis y la cirrosis hepática. Aunque el hígado graso puede llevar al carcinoma hepatocelular y se asocia con varios factores de riesgo cardiovascular, su impacto sobre la mortalidad es desconocida.

Inicio

Servicios

Chequeo Preventivo

Preoperatoria Express!

Evaluación Preoperatoria

Preguntas frecuentes

Directorio

Enlaces

Contáctenos

Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

Los resultados de los estudios sobre la asociación entre el hígado graso no alcohólico y la mortalidad han sido inconsistentes, aunque los mismos fueron limitados por el uso de pequeñas poblaciones, la utilización de pacientes altamente seleccionados (por ejemplo, los que después de la biopsia del hígado) o por el uso de las mediciones de las enzimas hepáticas como marcadores de la causa no alcohólica del hígado graso.

Además, como el hígado graso no alcohólico se asocia fuertemente con la obesidad y la diabetes, si se trata de un factor de riesgo independiente para la mortalidad por todas las causas y la mortalidad cardiovascular, sigue siendo controversial, ya que la mayoría de los estudios previos no han tenido en cuenta plenamente la adiposidad.

En el presente trabajo de manera prospectiva se determinó la asociación de causa del hígado graso no alcohólico con la mortalidad en la población de los EE.UU. en general. Se trabajó con la hipótesis de que dicha enfermedad se asocia con un mayor riesgo de mortalidad por todas las causas, las enfermedades cardiovasculares, cáncer y enfermedades del hígado. Adicionalmente se hipotetizó que el riesgo de muerte sería mayor en los participantes hígado graso no alcohólico y con aumento de los niveles de enzimas hepáticas, lo que potencialmente representaría la presencia de la esteatohepatitis no alcohólica.

Se utilizaron los datos de la Tercera Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (NHANES III) y la Tercera Encuesta de Salud y Nutrición de estudios de seguimiento de mortalidad. La NHANES III se llevó a cabo desde 1988 hasta 1994 con un diseño de la muestra complejo, polietápico, estratificado, agrupado, de forma de obtener una muestra representativa de la población de EE.UU. en los hogares.

El trabajo incluyó una entrevista, examen físico y mediciones de laboratorio (incluyendo la ecografía de la vesícula biliar) en 14.797 adultos de 20 a 74. El estudio de seguimiento de la mortalidad fue prospectivo de la situación vital de todos los participantes mayores de 20 años hasta diciembre de 2006. Después de las exclusiones, la muestra analítica para el análisis principal incluyó 11.371 adultos.

Los participantes con esteatosis y aumento de enzimas hepáticas fueron clasificados como esteatohepatitis no alcohólica. La mortalidad se clasificó por todas las causas, las enfermedades cardiovasculares, cáncer y enfermedades del hígado.

La prevalencia global de causa no alcohólica del hígado graso (excluyendo esteatohepatitis) fue de 16,4% con 3,1% de esteatohepatitis. En comparación con las personas sin esteatosis hepática, los participantes con higado graso no alcohólico son más propensos a ser mayores, los hombres mexicano-americanos, menos educados, sedentarios, obesos, con una circunferencia abdominal alta, diabetes, hipercolesterolemia, hipertensión, y antecedentes de enfermedad cardiovascular y menos probabilidades de ser fumadores actuales o con un bajo consumo de alcohol moderado.

Las personas con causa no alcohólica del hígado graso también tenían altos niveles de hemoglobina glucosilada, triglicéridos, resistencia a la insulina, así como las enzimas hepáticas (alanina aminotransferasa aspartato aminotransferasa, y γ-glutamil transferasa). Las personas con esteatohepatitis no alcohólica son similares a las de causa no alcohólica del hígado graso, aunque un poco más joven y con un perfil de riesgo metabólico ligeramente peor.

La media de seguimiento fue de 14,5 (máximo 18,0) años. Al final del seguimiento, la mortalidad acumulada por todas las causas fue del 22,0% (1.836 muertes). De las muertes causa específica de la mortalidad acumulada fue del 10,9% para la enfermedad cardiovascular (716 muertes), 6,0% para el cáncer (480 muertes), y 0,5% para la enfermedad hepática (44 muertes).

El riesgo de muerte por cualquier causa en los participantes con hígado graso no alcohólico o esteatohepatitis no alcohólica al inicio del estudio no aumentó en comparación con los participantes sin esteatosis hepática.

Después de ajustar por sexo, raza / etnicidad, educación, tabaquismo, consumo de alcohol, actividad física, índice de masa corporal, hipertensión, hipercolesterolemia y la diabetes, los investigadores encontraron que entre los participantes con hígado graso no alcohólico, la razón de riesgo (en comparación con la de los pacientes sin esteatosis) para mortalidad por cualquier causa fue de 0,91 (IC 95%, 0,78 a 1,08). Para la enfermedad cardiovascular, la relación fue de 0,86 (IC 95%, 0,67 a 1,12). La razón de riesgo para el cáncer fue de 0,92 (IC 95%: 0,67 a 1,27), y para la enfermedad hepática fue de 0,64 (IC 95%: 0,12 a 3,59).

 

Figura 1: Análisis de subgrupos de hígado graso no alcohólico con mortalidad

 

Los participantes con esteatohepatitis no alcohólica tuvieron las siguientes proporciones de riesgo ajustados en comparación con los participantes sin esteatosis: mortalidad por cualquier causa, 0,80 (95% CI, 0,53 a 1,22), enfermedad cardiovascular, 0.59 (IC 95%: 0,29 a 1,20), cáncer, 0.53 (95% CI, 0,26 - 1,10), y enfermedades del hígado, 1,17 (IC 95%: 0,15 a 8,93).

En los análisis de subgrupos, ni el hígado graso no alcohólico ni la esteatohepatitis no alcohólica se asoció con mayor mortalidad en ningún subgrupo, ni siquiera en aquellos con esteatosis severa (fig 1)

El estudio tuvo varias limitaciones, incluyendo el hecho de que se basó en las enzimas hepáticas para definir el hígado graso no alcohólico, en lugar de biopsias hepáticas. Además, el tiempo de seguimiento no ha sido lo suficiente como para determinar la asociación entre el hígado graso no alcohólico y la mortalidad por enfermedad hepática, por lo que los autores recomendaron que el estudio se repita en la población en general, utilizando mejores herramientas para una evaluación no invasiva.

 

Referencia:

  • Lazo, Mariana, Hernaez, Ruben, et al.  Non-alcoholic fatty liver disease and mortality among US adults: prospective cohort study. BMJ2011;343:d6891

 

 

Ver también: Hígado graso

 

 

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier

Medicina Interna
 
Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.
Caracas. Venezuela.
: @rigotordoc
 

Publicidad

 

Publicidad

 

 

Comenta y comparte tus opiniones en tu Facebook: (Comentarios con lenguaje inapropiado serán eliminados)

 

Última actualización: abril 11, 2015

Inicio  Servicios  Temas de salud  Preguntas frecuentes  Directorio  Enlaces  Contáctenos

Primeros Auxilios   Significado de los exámenes de laboratorio clínico

Búsqueda avanzada

Formatos para control de parámetros clínicos

Términos legales y condiciones para el uso de los recursos en línea


Publicidad

© Derechos reservados.

medicinapreventiva.com.ve