Haga algo por su salud: ejercítese!

 

 

Las razones para iniciar un programa de entrenamiento físico, van desde las generales hasta las muy específicas. Los deportistas se entrenan para mejorar un rendimiento específico o para potenciar el tamaño y definición de los músculos. En cambio, una persona sedentaria inicia un programa de ejercicios con objetivos más generales, (generalmente como recomendación del médico) tales como reducir la grasa corporal, modificar su apariencia, controlar su colesterol, triglicéridos o elevada presión arterial o mejorar su salud en general.

Inicio

Servicios

Chequeo preventivo

Preoperatoria Express!

Evaluación Preoperatoria

Preguntas frecuentes

Directorio

Enlaces

Contáctenos

Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

No todas las personas responden semejante al mismo régimen de entrenamiento.

Las diferencias individuales de la mejora de la forma física cardio–respiratoria, son generalmente la regla y no la excepción, aunque personas con el mismo programa de entrenamiento físico, pueden mostrar mejoras significativamente diferentes entre ellas.
 
Menos del 20%  de  los  adultos  norteamericanos hacen ejercicios de forma regular, con una intensidad y duración suficientes para cumplir las directrices actuales de conseguir un nivel mínimo de forma física. Más del 60% de los que inician o renuevan un programa personal de ejercicio, no lo mantienen al nivel intentado, e incluso la tasa de abandono del ejercicio duplica la otros programas de comportamiento como dejar de fumar o de beber.

La actividad física es conveniente para todos, pero es especialmente importante si tiene diabetes. Cuando se practica diariamente, la actividad física lo capacita para:

  • Controlar mejor la cantidad de glucosa en la sangre. Cuando hace ejercicio, su cuerpo quema la glucosa con mayor rapidez.

  • Controlar su peso quemando calorías. La actividad y el plan de alimentación funcionan conjuntamente para ayudarle a alcanzar y mantener su peso deseado.

  • Mejorar su salud general. La actividad física diaria estimula la circulación, mejora la presión sanguínea y fortalece el corazón y los pulmones.

  • Sentirse mejor, tanto física como emocionalmente. La actividad física regular aumenta su nivel de energía. También le ayuda a reducir la tensión y el estrés de todos los días.


Características del ejercicio:


Realizar ejercicio al menos 3 días a la semana, provoca generalmente el inicio de adaptaciones favorables en el sistema cardiovascular.  En general, la realización de un ejercicio menos agotador a un ritmo moderado, con sesiones de 20 a 30 minutos diarios, constituye una recomendación realista para la persona promedio.

La intensidad del ejercicio es el factor más crítico del entrenamiento aeróbico y la frecuencia cardíaca durante el ejercicio, es la forma más práctica de valorar su intensidad, por lo que frecuentemente se utiliza para estructurar los programas de entrenamiento aeróbico y evaluar la eficacia de varias intensidades del mismo. Para que se produzca una mejora en la condición cardio-vascular, el ejercicio debe alcanzar una intensidad suficiente para elevar la frecuencia cardíaca hasta el 70% de la frecuencia cardíaca máxima, establecida para la edad y sexo del deportista.
 

No es necesario un ejercicio demasiado agotador. Una frecuencia cardíaca de un 70% de la máxima tiene una intensidad moderada que puede continuar durante un largo período, con poca o ninguna alteración fisiológica.


 

Hay muchas actividades entre las que puede escoger, y es importante que elija la adecuada para usted. Para ayudarle a empezar, a continuación se enumeran algunas actividades populares que tal vez le agraden. La lista incluye el número de calorías que puede quemar por minuto y por hora en cada actividad.

Número de calorías que se queman con ejercicios comunes:

 

Actividad

cal/min

cal/h

 

Actividad

cal/min

cal/h

Trabajo doméstico ligero 2-21/2 120-150   Caminar (5 mph)
Bicicleta (11 mph)
Esquí acuático
Tenis (sencillos)
7-8 420-480
Caminar (3 mph)
Golf (jalando un carro)
Bicicleta (6 mph)
Boliche
4-5
 
240-300
 
  Trotar (5 mph)
Bicicleta (12 mph)
Esquí en nieve

8-10

480-600
Bicicleta (8 mph)
Voleibol
Tenis (dobles)
Aeróbicos
Golf (cargando los palos)
5-6 300-360   Correr (5 y1/2 mph)
Bicicleta (13 mph)

10-11

600-660

Caminar (4 mph)
Patinar en hielo o en ruedas
Bicicleta (10 mph)

6-7

360-420   Correr (6 mph) 11 ó mas 660 ó más

 

Adaptado de: Rifkin H (ed): The American Diabetes Association Guide to Good Living, Nueva York, American Diabetes Association, 1982.

Es muy importante que si usted tiene más de 50 años y/o sufre de hipertensión arterial, diabetes, síndrome metabólico, dislipidemias como la hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia, cardiopatía isquémica, o ha tenido una vida sedentaria hasta ahora, antes de comenzar cualquier régimen de ejercicios, se haga evaluar por su médico y siga sus recomendaciones!

Publicidad

 

Publicidad

 

 

En el caso particular de los pacientes diabéticos, pueden ser de utilidad las siguientes:

  1. Elija una actividad que le agrade.
  2. Empiece despacio (5 a 10 minutos por día) y aumente gradualmente su tiempo de ejercicio.
  3. Haga ejercicio todos los días, si es posible a la misma hora.
  4. Use calcetines de algodón y zapatos con buen soporte que le queden bien.
  5. Verifique su nivel de glucosa sanguínea antes y después de hacer ejercicio
  6. Si tiene diabetes del tipo I, pregunte al médico si puede hacer ejercicio cuando su nivel de glucosa sanguínea supera los 240 mg/dL, y lo que se debe hacer si su glucosa sanguínea está por encima de 240 mg/dL después de haber hecho ejercicio.
  7. Lleve consigo alguna forma de azúcar de acción rápida (tabletas o gel de glucosa, caramelos) en caso de que baje demasiado su nivel de glucosa sanguínea.
  8. Beba cantidades adicionales de líquidos sin azúcar antes, durante y después de hacer ejercicio.
  9. Lleve siempre consigo su identificación de diabético. También es prudente que lleve la cantidad de monedas suficiente para hacer una llamada telefónica en caso de emergencia.
  10. Deje de hacer ejercicio y avísele al médico si empieza a tener dolor en las piernas o en el pecho.
  11. Revísese los pies para ver si tiene lesiones, ampollas o áreas enrojecidas antes y después de cada período de ejercicio.
  12. Lleve un registro de cuando y durante cuánto tiempo hace ejercicio cada día. Sería conveniente que comentara esta información cuando consulte a su médico o a su instructor.
     

 

 

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier

Medicina Interna
 
Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.
Caracas. Venezuela.
: @rigotordoc
 

Inicio  Servicios  Temas de salud  Preguntas frecuentes  Directorio  Enlaces  Contáctenos

Primeros Auxilios   Significado de los exámenes de laboratorio clínico

Búsqueda avanzada

Formatos para control de parámetros clínicos

Términos legales y condiciones para el uso de los recursos en línea


Publicidad

© Derechos reservados.

medicinapreventiva.com.ve