www.medicinapreventiva.com.ve  

 Compartir

 

¡Los anti-inflamatorios aumentan el riesgo cardiovascular en los pacientes cardíacos!

E

n los pacientes con un infarto miocárdico (IM) previo, la mayoría de los anti-inflamatorios no esteroideos (AINEs), incluso cuando son tomados hasta por una (01) semana, se asocian con un mayor riesgo de muerte y de IM recurrente, según un nuevo estudio publicado en línea 9 de mayo 2011 en la revista Circulation por Anne-Marie Schjerning Olsen y colaboradores. El uso de AINEs se asoció con un riesgo 45% mayor de muerte o IM recurrente en los primeros siete días de tratamiento y un riesgo 55% mayor si el tratamiento con los anti-inflamatorios continuó hasta 3 meses. Los investigadores encontraron que el tratamiento a corto plazo con la mayoría de los AINEs se asoció con un incremento instantáneo del riesgo cardiovascular y que no existe una aparente ventana terapéutica segura para el uso de estas drogas en pacientes con IM previo.

Inicio

Servicios

Chequeo Preventivo

Preoperatoria Express!

Evaluación Preoperatoria

Preguntas frecuentes

Directorio

Enlaces

Contáctenos

Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

 

A pesar de que los AINEs están contraindicados en los pacientes con enfermedad cardiovascular establecida, muchos de ellos reciben estas drogas durante cortos períodos de tiempo. Sin embargo, poco se sabe acerca de la asociación entre la duración del tratamiento con AINEs y el riesgo de enfermedad cardiovascular. En el presente trabajo se estudió la duración del tratamiento con AINEs y el riesgo cardiovascular en una cohorte nacional de pacientes con infarto miocárdico.

En 2007 la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) advirtió a los  los médicos acerca de los riesgos del uso de AINEs en pacientes con enfermedad cardiovascular conocida o con riesgo de cardiopatía isquémica (enfermedad isquémica del corazón) y recomendó unas pautas para el uso de dichos agentes en esta población de pacientes.

Los pacientes 30 años de edad que fueron admitidos por primera vez con primer IM entre 1997 y 2006 y que subsecuentemente utilizaron AINEs identificados utilizando el Registro Nacional de Pacientes Daneses. Se determinó el riesgo de muerte y de IM recurrente de acuerdo a la duración del tratamiento con AINEs y se analizó por modelos de riesgo proporcional multivariable tiempo-estratificado de Cox y por las tasas de incidencia por cada 1.000 personas-año.

Un total de 102.138 pacientes fueron ingresados ​​con un IM inicial en el período de 1997 a 2006, de los cuales 83.677 (81,9%) fueron dados de alta e incluidos en el estudio. La edad promedio fue de 68 años ± 13.0 y el 63% de ellos eran hombres. Por lo menos una prescripción de medicamentos AINEs después del alta fue identificada en 35.405 pacientes (42,3%), más comúnmente el ibuprofeno (23%) y diclofenac (13,4%). El más comúnmente prescrito de  los inhibidores selectivos de la COX-2 fue rofecoxib (Vioxx, de Merck) (4,7%) y celecoxib (Celebrex, de Pfizer) (4,8%).

Durante el período de seguimiento observación, hubo 35.257 muertes o IM recurrentes (42,1%) y 29.234 muertes (35.0%) registrados en la base de datos. Según los investigadores, el riesgo de muerte o IM recurrente fue 45% mayor al inicio del tratamiento con AINEs (razón de riesgo [RR]: 1,45) y el riesgo persistió elevado 55% durante todo el tratamiento (RR: 1.55 después de 90 días).

Todos los AINEs, excepto el naproxen, se asociaron con un mayor riesgo de muerte o IM recurrente en pacientes con IM previo, siendo el diclofenac el que presentó el mayor riesgo, 3,26 veces mayor  (RR 3.26, en la primera semana de tratamiento) y 3.52 veces mayor en el caso de riesgo de muerte. El ibuprofeno mostró un aumento en el riesgo cuando se utilizó durante 1 semana. NO se recomienda la utilización de AINEs, ni a  corto ni a largo plazo en esta población, y cualquier uso de ellos debe limitarse desde el punto de vista de la seguridad cardiovascular.

Debido a que hubo una interacción significativa entre la edad y el uso de diclofenac, se realizó un análisis estratificado por edades (60, 60-69, 70-79, 80 años de edad) y se encontró que los pacientes 80 años de edad tenían un riesgo 5,49 veces significativamente mayor de muerte durante la primera semana de tratamiento cuando tomaban diclofenac en comparación con los otros subgrupos de edad (80 años de edad: RR: 5,49, p <0,0001, frente al 70-79 años de edad: RR 2,46, p <0,0001, y 60 a 69 años de edad: razón de riesgo 2,56, p <0,0001).

Es particularmente preocupante que el diclofenac, AINE ampliamente utilizado se asoció con el mayor riesgo cardiovascular con el uso precoz del mismo y más alto que el rofecoxib, inhibidor selectivo de la COX-2, que fue retirado del mercado en 2004 debido a su perfil de riesgo cardiovascular desfavorable .

En resumen, este trabajo muestra que existe un gradiente de riesgo entre los AINEs, por lo que algunos se asocian con más riesgo cardiovascular que otros, pero ninguno parece ser completamente seguro y los investigadores no pudieron identificar ningún período de tiempo que pudiera ser seguro su uso, no importando cuan corto sea.

Esto es completamente consistente con la recomendación presentada por la AHA en 2007, que consiste en utilizar el fármaco más seguro, en la dosis mínima necesaria para controlar los síntomas musculoesqueléticos, durante el menor período de tiempo.

Tenemos que ser prácticos, porque a pesar de los mejores esfuerzos con la fisioterapia y las medidas no farmacológicas, hay pacientes que tienen severas y debilitantes enfermedades como por ejemplo la artritis reumatoide y tenemos que ofrecerle una mejor calidad de vida.

La evidencia acumulada sugiere que debemos limitar el uso de los AINEs al mínimo en pacientes con enfermedad cardiovascular establecida.

Si la terapia con AINEs es necesaria para los pacientes con enfermedad cardiovascular conocida, los médicos deben elegir un AINE más selectivo de la COX-1 a la menor dosis posible (por ejemplo, naproxen < 500 mg al día o ibuprofen < 1.200 mg diarios) durante el menor período de tiempo posible.

Todos los AINEs de los que estamos hablando, se pueden obtener sin receta médica, por lo que muchos pacientes asumen que si se trata de un medicamento que se puede conseguir fácilmente, debería ser segura su utilización y muy a menudo no informan de su consumo a su médico tratante cuando van a la consulta.

 

Referencia:

  • Anne-Marie Schjerning Olsen, et al. Duration of Treatment With Nonsteroidal Anti-Inflammatory Drugs and Impact on Risk of Death and Recurrent Myocardial Infarction in Patients With Prior Myocardial Infarction: A Nationwide Cohort Study. Circulation published online May 9, 2011, DOI: 10.1161/CIRCULATIONAHA.110.004671
     

 

 

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier

Medicina Interna
 
Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.
Caracas. Venezuela.
: @rigotordoc
 

Publicidad

 

Publicidad

 

 

Comenta y comparte tus opiniones en tu Facebook: (Comentarios con lenguaje inapropiado serán eliminados)

 

Última actualización: abril 11, 2015

Inicio  Servicios  Temas de salud  Preguntas frecuentes  Directorio  Enlaces  Contáctenos

Primeros Auxilios   Significado de los exámenes de laboratorio clínico

Búsqueda avanzada

Formatos para control de parámetros clínicos

Términos legales y condiciones para el uso de los recursos en línea


Publicidad

© Derechos reservados.

medicinapreventiva.com.ve